Como decíamos en el último post, en referencia al derecho de información de los socios, lo relevante no es la omisión en la convocatoria de la mención al derecho de obtener de forma inmediata y gratuita la información contable, sino el efectivo respeto del derecho de información del socio.

La pregunta que surge inmediatamente es ¿cuándo, a pesar de no haberse hecho referencia al derecho de información en la convocatoria, puede la Junta ser válida?

La respuesta, en base a la Doctrina de nuestro Tribunal Supremo, es clara. La Junta será válida cuando se pruebe que esa omisión al derecho de información no ha afectado al ejercicio ordinario del citado derecho.

La Ley de Sociedades de Capital  exige que la convocatoria de la Junta cumpla una serie de requisitos formales, de tal modo que los socios puedan disponer de la necesaria información para asistir a la junta, decidir el sentido de su voto, así como ser asesorado por expertos independientes sobre los asuntos que vayan a tratarse en Junta.

 

derecho de información

 

Podemos distinguir dos situaciones posibles:

1.   Junta cuyo objeto es la aprobación de las cuentas anuales.

En este caso, la Ley exige que conste en la convocatoria una mención al derecho de los socios a obtener de la sociedad, de forma inmediata y gratuita, los documentos que vayan a ser sometidos a su aprobación, así como el informe de gestión y, en su caso, el de auditoría. Estas formalidades se configuran como una exigencia inexcusable para la válida constitución de la Junta y su inobservancia será determinante de la nulidad de los acuerdos adoptados.

2. En el resto de casos, determinar si la omisión del derecho de información de los socios conlleva la inválida constitución de la junta y, por ende, la nulidad de los acuerdos adoptados en ella, requiere una valoración de las circunstancias del caso concreto. No puede admitirse un ejercicio abusivo del derecho a impugnar acuerdos sociales por incumplimiento de los requisitos formales de la convocatoria. La Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de julio de 2013 admite esa tesis menos formalista. De tal modo, aun cuando en la convocatoria no se mencione el derecho de información de los socios, pero posteriormente, el socio formule un requerimiento de información, obteniendo respuesta de la sociedad al indicar ésta la posibilidad del socio de examinar la contabilidad en el despacho del abogado, no puede admitirse la invalidez de la convocatoria ya que de la omisión del derecho de información no resultó ninguna consecuencia que justifique la pretendida nulidad de la Junta General.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*