La Ley de Sociedades de Capital, en la redacción dada por la Ley 1/2012, modificó los requisitos de forma exigibles para la convocatoria de la Junta General. De tal modo, se establece, como fórmula general, la convocatoria mediante anuncio publicado en la página web de la sociedad, siempre que ésta cumpla los requisitos previstos en el artículo 11 bis.

Asimismo, cuando la sociedad no hubiera acordado la creación de su página web, se mantiene la tradicional formal de convocatoria mediante su publicación en el «Boletín Oficial del Registro Mercantil» y en uno de los diarios de mayor circulación en la provincia en que esté situado el domicilio social.

Adicionalmente, en sustitución de la forma de convocatoria anterior, los estatutos podrán establecer que la convocatoria se realice por cualquier procedimiento de comunicación individual y escrita, que asegure la recepción del anuncio por todos los socios en el domicilio designado al efecto o en el que conste en la documentación de la sociedad.

 

junta convocatoria

 

En la Resolución de 28 de octubre de 2014 de la Dirección General de los Registros y del Notariado se analiza este tema. En este caso, el Registrador deniega parcialmente la inscripción debido a la siguiente cláusula estatutaria:

«Las Juntas serán convocadas por el Órgano de Administración por medio de carta certificada, con quince días de antelación a la fecha de la misma, dirigida a los domicilios de los socios que consten en el Libro Registro de Socios, o bien mediante correo electrónico dirigido a la dirección electrónica que conste igualmente en el Libro Registro de Socios, o cualquier otro medio telemático que asegure la recepción de la comunicación».

El Registrador deniega la inscripción al considerar que “el correo electrónico no es un medio que por sí solo asegure la recepción de la convocatoria por los socios”.

Requisito de asegurar la recepción del correo electrónico

La DGRN confirmó la calificación del Registrador. En la Resolución deja clara la cuestión al considerar que la mera remisión de correos electrónicos a los socios no asegura la recepción de la comunicación. De tal modo, dispone:

“Es indudable que el sistema propuesto, en la forma que está redactado, no debe aceptarse, sin perjuicio de que sea admisible una vez complementado con algún procedimiento que permita el acuse de recibo del envío (como, por ejemplo, serían la solicitud de confirmación de lectura, o determinados medios que permitan obtener prueba de la remisión y recepción de la comunicación mediante el uso de firma electrónica, etc.).

La DGRN, citando por todas su Resolución de 23 de marzo de 2011, admite sin ambages la admisibilidad de la convocatoria de la Junta a través de medios telemáticos, siempre que se asegure la recepción de la convocatoria por parte de todos los socios. Así, atendiendo a la finalidad de la norma del artículo 173.1 de la LSC, “debe admitirse, con la necesaria flexibilidad, la utilización de procedimientos telemáticos, mediante el uso de firma electrónica, en consonancia con la pretensión por parte del legislador de impulsar el uso de tales instrumentos tecnológicos también por los ciudadanos. Desde este punto de vista, es indudable que dicha comunicación puede asegurar razonablemente la recepción del anuncio por el socio considerando, además, que se trata de un instrumento de comunicación personal e individual al socio que implica un comportamiento activo consistente en poner en conocimiento de la sociedad una dirección electrónica en la que se efectuarán las preceptivas convocatorias”.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*