El Diario Expansión se hacía eco recientemente de la ofensiva de Hacienda a las sociedades instrumentales. La Agencia Tributaria está intensificando los controles sobre las sociedades instrumentales de profesionales –sobre todo abogados y consultores–, artistas y deportistas que sólo pretenden pagar menos impuestos o deducirse gastos personales. Sonados han sido los casos de Joaquín Sabina, Carlos Latre, etc.

El Plan de Control Tributario de 2015, que se publicará en el BOE en semanas, situará a profesionales, artistas y deportistas en el punto de mira de la Agencia Tributaria (AEAT). El Plan de 2014 colocó las actividades profesionales como objeto de “especial seguimiento”, con un incremento de actuaciones planificadas del 14,7%. En 2013, destacó el incremento de inspecciones a profesionales.

 

leadership-780x486

 

Por razones obvias, los contribuyentes que van a ser objeto de inspecciones no se dan a conocer por la Agencia, si bien el Plan de Control Tributario establece las directrices a seguir anualmente en función de los objetivos perseguidos por la Inspección. De tal modo,  este 2015 se pretenden intensificar las actuaciones dirigidas a detectar la utilización abusiva de formas societarias en actividades empresariales en sus relaciones con socios, trabajadores, administradores o personas vinculadas, dirigidas a una disminución improcedente de la tributación global.

En 2014 se aprobó el PIA (Plan Especial de Intensificación de Actuaciones en la AEAT), de carácter voluntario para los funcionarios de la Agencia, con el que se pretende que los trabajadores dediquen más horas al control del fraude a cambio de una retribución por productividad. Este plan prevé replicarse este año.

Hacienda pretende limitar la utilización de personas jurídicas que canalicen rentas de personas físicas con el único objeto de reducir la tributación de la persona física por la diferencia de tipos o que incorporen gastos personales no relacionados con la actividad.

Los contribuyentes tienen derecho a utilizar las fórmulas fiscales que les resulten más beneficiosas, pero siempre dentro de los márgenes legalmente previstos. Se busca perseguir el fraude de ley y la utilización torticera de las sociedades. Para ello se comprobará si la utilización de la sociedad instrumental para facturar los servicios profesionales está o no justificada. Si la respuesta es negativa, se denegará la existencia de la sociedad (simulación absoluta) o la validez de su utilización para la prestación de los servicios profesionales (simulación relativa). De esta forma, en vez de que el profesional tribute en el Impuesto sobre Sociedades al 30% o, incluso, al 25% ó 20% si lo hace como pyme, que lo haga en el IRPF, con un marginal máximo del 56% en Cataluña y Andalucía y del 51,5% en Madrid.La renta obtenida por la empresa, que tributará en Sociedades, queda diferida hasta que se distribuya vía dividendo. Además, a la retribución satisfecha a la sociedad interpuesta no se le aplica la retención por rendimientos profesionales sujetos al IRPF del 21%

La polémica está servida. Los asesores fiscales acusan a la Agencia de un “doble rasero” . Además, es cierto que existen “notables diferencias de trato e interpretativas de la AEAT entre distintas comunidades autónomas”. Por ejemplo, los criterios que aplica la Delegación de Barcelona son muy estrictos, en contraste con Madrid.

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Angel

Asaltan muchas preguntas sobre el “Robin Hood” inverso que es la Agencia Tributaria en caso de los profesionales.

Estrangulan la ley con argumentos absolutamente pueriles, faltos de fundamentos de derecho como si es, en el caso de los médicos, quien interviene es una persona y no una sociedad. Las preguntas que me asaltan son:

1.- Si fuera ilegal operar mediante una Sociedad ¿por qué dejan constituirlas y no lo notifican previamente?
2.- ¿Por qué no han hecho una normativa o modificado la Ley?
3.- ¿Dónde queda el derecho de igualdad y constitucional de la creación de empresa?
4.- ¿Qué criterios se siguen de inspección, porque si es ley se tendrá que inspeccionar a todas las Sociedades?
5.- ¿Cuáles son las base jurídicas de dicho comportamiento de la tributaria? ¿Es un traje igual para todos o tienen en cuenta peculiaridades? Dicho esto y en mi caso particular supondría, que ejercitando la medicina como Sociedad y reparto de funciones en un proceso médico largo y tedioso la mortalidad de los pacientes es “A”. En caso de hacerlo de forma individualizada es “A x 3”. ¿Estaría de acuerdo en ello la Sociedad española y la justicia?

Si la Agencia quiere determinar acciones interpretativas de la Ley, que se cambie la Ley o la norma y dejen reglas de juego “claras y concisas” y no oscuras.

Terrible y apasionante el debate que se abre y que merece todo un esfuerzo por parte de la Sociedad Civil. Debemos defendernos de estos ataques indiscriminados mediante la aplicación de la ley y no de la interpretación de unos cuantos, que, además, no parece que entiendan principios jurídicos básicos de aplicación en el derecho.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*