Cada día me apasionan más los usos que pueden derivar de las relaciones entre varios sectores tecnológicos como pueden ser la Biotecnología y el Big Data, entre otros interesantes sectores de la ciencia y la tecnología. Pero también cada día me cabrea un poco más todo esto. Primero lee el post por favor.

medicina personalziada

La medicina personalizada

En este caso me ha llamado la atención hoy un artículo publicado en el País, sobre la inversión que EEUU hará para potenciar la medicina personalizada.

“En concreto, Obama ayer anunció un plan de financiación para potenciar  la investigación de tratamientos personalizados, los que se ajustan a los genes de los pacientes. La medida, pendiente aún de la aprobación del Congreso, supondría la inversión de 215 millones de dólares en un campo conocido como la medicina de precisión.»

¿En qué consiste la medicina de precisión?

“La medicina de precisión tendrá como primer paso la secuenciación del genoma de un millón de estadounidenses para estudiar su relación con sus enfermedades y los medicamentos que utilicen. La promesa de la medicina de precisión es dar el tratamiento correcto, en el momento correcto, siempre, a la persona correcta,” explicó Obama.

Big Data y medicina preventiva

Según la propia Administración norteamericana se trata de una inversion “revolucionaria”.

secundarios. El proyecto es un heredero de otro gran esfuerzo, el que llevó a la secuenciación del primer genoma 

“Con la base de datos genética, los científicos investigarán cómo ajustar tratamientso para enfermedades como el cáncer de manera que el organismo responda ante ellos de manera adecuada y reduciendo al minimo los efectos humano (las letras del ADN que tineen instrucciones para todos los procesos biotecnológicos) que se comunicó en 2000, con la gran ventaja que secuenciar un ADN cuesta ya menos de 1.000 euros.”

¿Y si averiguar la dosis correcta de medicamentos fuese tan sencillo como tomar la temperatura? ¿Y si emparejar la cura de un cáncer con el código genético fuese así de fácil? Se pregunta Obama.

190 millones míseros millones de euros para este proyecto. Os recuerdo que un jugador de fútbol ya vale ese precio.

¿A qué estamos jugando?

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*