La Ley 5/2007, conocida como “Ley del Cine” considera la actividad cinematográfica y audiovisual como un sector estratégico de la cultura y de la economía. Esta ley se desarrolla por lo dispuesto en el Real Decreto 2062/2008, de 12 de diciembre.

La Ley busca incentivar la actividad cinematográfica no sólo en su vertiente cultural, sino también industrial, por lo que establece una serie de medidas de carácter económico que persiguen el fortalecimiento de dicha industria, dentro de las cuales se recogen diversas medidas de carácter tributario. No se crean nuevos beneficios fiscales, pero se refuerzan los ya previstos por la normativa tributaria, especialmente los previstos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades:

1.   La deducción por inversiones cinematográficas (artículo 38.2 LIS) y

2.         la bonificación por la exportación de producciones cinematográficas

 

funding3-780x551

 

Funcionamiento de la Deducción

Las inversiones en producciones españolas de largometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental, darán derecho al productor a una deducción del 18%.

¿Qué es una producción audiovisual? la Ley de Propiedad Intelectual la define como “Las creaciones expresadas mediante una serie e imágenes asociadas, con o sin sonorización incorporada, que estén destinadas esencialmente a ser mostradas a través de aparatos de proyección o por cualquier otro medio de comunicación pública de la imagen y del sonido, con independencia de la naturaleza de los soportes materiales de dichas obras”.

La base de la deducción estará constituida por el coste de producción, así como por los gastos para la obtención de copias y los gastos de publicidad y promoción a cargo del productor hasta el límite del 40% del coste de producción, minorada en la parte financiada por el coproductor financiero.

Como vemos, un aspecto importante es la nacionalidad de la obra, ya que la deducción únicamente se aplica a las producciones españolas. La Ley del Cine considera de  nacionalidad española:

1.   las obras realizadas por una empresa de producción española o de otro Estado miembro de la Unión Europea establecida en España, a las que sea expedido por órgano competente certificado de nacionalidad española, y

2.         las realizadas en régimen de coproducción con empresas extranjeras, de acuerdo con su normativa específica.

La expedición del certificado de nacionalidad española requiere el cumplimiento de los siguientes requisitos:

.       a)  Que el elenco de autores de la producción, entendiendo por tales el director, el guionista, el director de fotografía y el compositor de la música, esté formado al menos en un 75% por personas con nacionalidad española o de cualesquiera de los otros Estados miembros de la Unión Europea, de los Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, o que posean tarjeta o autorización de residencia en vigor en España o en cualesquiera dichos estados. En todo caso, se exigirá que el director de la película cumpla siempre este requisito.

.           b)  Que los actores y otros artistas que participan en la producción estén representados al menos en un 75% por personas que cumplan los requisitos anteriores.

.           c)  Que el personal creativo de carácter técnico, así como el resto del personal técnico que participen en la producción estén representados al menos en un 75% por personas que cumplan los mismos requisitos comentados.

.           d)  Que la obra se realice preferentemente en su versión original o en alguna de las lenguas oficiales del estado español.

.           e)  Que el rodaje, salvo exigencias del guión, la posproducción en estudio y los trabajos de laboratorio se realicen en territorio español o de otros estados miembros de la Unión Europea.

El cumplimiento del requisito de nacionalidad debe ser verificado por el órgano competente, es decir, el ICAA, organismo dependiente del Ministerio de Cultura. La emisión del certificado de nacionalidad española se realizará por el ICAA una vez finalizada la producción cinematográfica y fiscalizado el cumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa aplicable.

El tipo de deducción es el 18% para el productor. El tipo de deducción aplicable al coproductor financiero es del 5%, con el máximo del 5% de las rentas obtenidas por la inversión.

Por su parte la bonificación comentada al inicio de este post se encuentra derogada para los períodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2014. Hasta aquí el tratamiento fiscal aplicable hasta el presente año. En la próxima declaración del Impuesto sobre Sociedades (cuyo plazo de presentación finaliza el 25 de julio de este año) deberemos aplicar la normativa comentada.

Ahora bien, debemos analizar el tratamiento fiscal otorgado a la industria cinematográfica en la nueva Ley del Impuesto sobre Sociedades.

La Ley 27/2014 incrementa el porcentaje de deducción por inversiones en producciones cinematográficas y series audiovisuales al 20% para el primer millón de euros, lo que, unido a la reducción del tipo de gravamen general del impuesto, potencia sustancialmente la deducción destinada al cine y a las series audiovisuales. Si la producción supera dicho importe, el exceso tendrá una deducción del 18% . El importe máximo de la deducción podrá ser de 3 millones de euros. Asimismo, en consonancia con la Comunicación de la Comisión Europea sobre ayuda estatal a las obras cinematográficas y otras producciones del sector audiovisual, de 15 de noviembre de 2013, se introduce el requisito de territorialización, que garantiza la aplicación del incentivo en producciones realizadas sustancialmente en España. También se introduce un nuevo incentivo fiscal en el supuesto de espectáculos en vivo de las artes escénicas y musicales.

Por otra parte, se establece una deducción del 15% de los gastos realizados en territorio español, en el caso de grandes producciones internacionales, con la finalidad de atraer a España este tipo de producciones que tienen un alto impacto económico y, en especial, turístico. Con el objeto de garantizar la aplicación práctica de esta deducción de carácter internacional, se establece un mecanismo de monetización similar al ya existente para la deducción por I+D+i.

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*