Continuamos con la segunda parte de la «Guía sencilla para la salida a bolsa de startups». Puedes leer la primera parte en este post.

Guía sencilla para la salida a bolsa de startups tecnológicas (II)

Elegir los asesores adecuados es clave. Uno de los factores críticos de la operación consiste en la elección de los asesores. Primero, los abogados y después los bancos.

Sé muy claro con lo que esperas de tus asesores. Por ejemplo, si quieres abogados con experiencia en el campo tecnológico y un profundo conocimiento de tu industria, reducirás considerablemente las posibles opciones. Asegúrate de que exista química con tus asesoras (lo agradecerás cuando tengas que pasar largas noches de trabajo con ellos).

Los analistas son tan importantes como los bancos que elijas. No todos se dan cuenta de ello. Si bien la elección del banco resulta crucial, no lo es menos la de los asesores. Ellos son los que estarán “fuera” tratando de vender tus acciones, lo último que deseas son asesores que desconozcan el ecosistema de la empresa en cuestión.

Cuando te encuentres en los prolegómenos de la salida a bolsa, vivirás una relación de amor/odio con tus asesores. A más información les proporciones, más entenderán tu negocio. Los asesores se sentirán cómodos, lo cual ayudará a que todo el mundo se sienta del mismo modo. El peligro con los asesores se da si fallas el tiro con alguno de ellos. Existe una delgada línea que no debieras pisar entre proporcionar toda la información necesaria a tus asesores, de modo que puedan entender tu negocio y salir a venderlo, y suministrarles “tanta” información que tú mismo puedas abocar la operación al fracaso.

 

untitled

 

Trata de conseguir acuerdos entre los accionistas en los que se pacte cómo se comportarán ante una eventual OPV. Este aspecto es especialmente importante cuando se pretendan realizar rondas de financiación previas a la OPV. Por ello, trata de conseguir estos acuerdos, ya sean contractuales o simples apretones de manos. Tales acuerdos pueden evitar, al menos en parte, la discusión interminable acerca de si el volumen depende del precio o si es el precio de la acción el que depende del volumen.

La cotización de las acciones en el primer día de ventea será el foco de atención de muchos…pero, lo que realmente importa es cómo se comporte el mercado el día en que saques a relucir tus números y tu precio de venta por acción, en relación con la OPV. El público puede olvidar una pequeña indigestión inicial en el primer día de salida a Bolsa si el precio en tal día resulta congruente con el anunciado por la compañía.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*