Electoralista o no, el Real Decreto 633/2015, de 10 de julio, ha modificado el Reglamento del impuesto, concretando las novedades tributarias introducidas recientemente en la Ley.

Especial mención merecen las siguientes novedades tributarias:

  1. Exención por despido o cese del trabajador:

El disfrute de la exención quedará condicionado a la real efectiva desvinculación del trabajador con la empresa. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que no se da dicha vinculación cuando en los tres años siguientes al despido o cese el trabajador vuelva a prestar servicios a la misma empresa o a otra vinculada a aquélla. Asimismo, se modifica el concepto de empresa vinculada estableciéndose el mismo por remisión al artículo 18 de la nueva ley del Impuesto sobre Sociedades.

 

untitled

 

  1. Gastos deducibles y reducción por obtención de rendimientos del trabajo.

Desaparece la reducción general de 2.652 euros, por obtención de rendimientos del trabajo. Se aprueba un nuevo gasto deducible de 2.000 euros en concepto de otros gastos. Dicho gasto se duplicará en el caso de contribuyentes desempleados que acepten un puesto de trabajo situado en un municipio distinto al de su residencia habitual y que exija el cambio de dicha residencia. El gasto también se incrementará para aquellos trabajadores activos con discapacidad.

  1. Reducción por irregularidad y por periodo de generación.

El actual porcentaje reductor del 40% pasa a ser del 30%. En el caso de rendimientos del trabajo derivados de la extinción de una relación laboral o de la relación con los administradores y miembros de los Consejos de Administración, con un período de generación superior a dos años que se perciban de forma fraccionada:

  1. a) La reducción del 30% sólo será aplicable en caso de que el cociente resultante de dividir el número de años de generación entre el número de períodos impositivos de fraccionamiento sea superior a dos.

 

  1. a) Se especifica que el número de años de generación se computará de fecha a fecha.

4.Rendimientos del trabajo en especie

Se califican como exentos los rendimientos del trabajo por entrega de acciones o participaciones a los trabajadores activos (antes no tenían la consideración de rendimientos del trabajo en especie). Lo mismo ocurre con los rendimientos del trabajo por gastos por comedores de empresa y por seguros de enfermedad.

Por último, en cuanto al capital inmobiliario, destacar que se fija una reducción única del 60% del rendimiento neto declarado derivado del arrendamiento de inmuebles destinados a vivienda cuando éste sea positivo, por lo que desaparece la exigencia de la comunicación del arrendatario al arrendador para aplicar la reducción del 100%. Además, desaparece la reducción para los rendimientos del capital inmobiliario con período de generación superior a dos años que se cobren de forma fraccionada.

 

 

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*