Nueva resolución de la RDGRN de 5 de noviembre de 2015 (BOE 24-11), en relación a la estimación de un recurso presentado ante la calificación negativa derivada de la “omisión de referencia estatutaria a la necesaria celebración del contrato entre el consejero delegado y la sociedad en los términos establecidos en el artículo 249.3 LSC“.

La compañía que recurre, elevó a público “los acuerdos adoptados por la junta general universal de socios el día 23 de junio de 2015, de modificación de determinados artículos de los estatutos sociales de la sociedad «Cemex España, S.A.».”

Esto es lo que se solicitó inscribir:

“… se modifica el artículo 28, que queda redactado de la siguiente forma: «Retribución de los Administradores El cargo de Administrador será gratuito, sin perjuicio de la retribución que le pueda corresponder por la prestación de servicios en virtud de una relación distinta de la propia de tal cargo que haya sido establecida, así como de ser resarcidos de los gastos justificados que realicen con ocasión y en el ejercicio de su función. No obstante lo anterior, el cargo de Consejero Delegado de la compañía será retribuido por todos o algunos de los siguientes conceptos: (i) una parte fija, adecuada a los servicios y responsabilidades asumidos, (ii) una parte variable, correlacionada con algún indicador de los rendimientos del consejero de la Sociedad, (iii) una parte asistencial, que contemplará los sistemas de previsión y seguros oportunos, y (iv) una indemnización en caso de separación o cualquier otra forma de extinción de la relación jurídica con la Sociedad no debida a un incumplimiento imputable al consejero».”

El Registro Mercantil de Madrid deniega la inscripción en base al siguiente argumento:

“De conformidad con lo solicitado no se inscribe: (…) ii- Del artículo 28 las referencias a la retribución del Consejero Delegado, porque no prevé la celebración del contrato entre este y la sociedad en los términos establecidos en el art. 249.3 LSC. En relación con la presente calificación: (…)”.

Por otro lado, la compañía recurre y entre otras alegaciones, argumenta lo siguiente:

“En este sentido se hace constar que si bien el artículo 249.3 establece la obligación de celebrar un contrato entre el Consejero Delegado o el consejero que tenga funciones ejecutivas y la sociedad que deberá ser previamente aprobado por el consejo de administración, no dispone la obligación de reflejar en estatutos la necesidad de celebrar dicho contrato.”

Finalmente la Dirección General estima el recurso de la compañía, argumentando que la referencia al contrato entre el consejero delegado y la compañía no necesariamente debe constar en los estatutos,

En relación con esta cuestión, de la literalidad del artículo 249 de la Ley de Sociedades de Capital se deduce que es necesario que se celebre un contrato entre el administrador ejecutivo y la sociedad, que debe ser aprobado previamente por el consejo de administración con los requisitos que establece dicho precepto. Es en este contrato en el que se detallarán todos los conceptos por los que pueda obtener una retribución por el desempeño de funciones ejecutivas, incluyendo, en su caso, la eventual indemnización por cese anticipado en dichas funciones y las cantidades a abonar por la sociedad en concepto de primas de seguro o de contribución a sistemas de ahorro. Y, dicho contrato, de acuerdo con el último inciso del artículo 249.4 «…deberá ser conforme con la política de retribuciones aprobada, en su caso, por la junta general».

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*