El pasado mes de octubre, se publicó en el BOE una resolución en la que se estima el recurso en relación a la convocatoria de la junta general realizada por una persona que actúa como administrador sin que dicha circunstancia se inscribiera en el Registro Mercantil.

Esencial que sea válida la convocatoria, es que se justifique que dicho nombramiento es válido por haberse realizado con los requisitos, formalidades y garantías establecidas por la legislación de fondo aplicable.

Convocatoria de administrador no inscrito en Registro Mercantil

El defecto señalado origen de la resolución es,

Fundamentos de Derecho (defectos) 1.–La Convocatoria de la Junta General no es válida; debe ser Convocada por los administradores mancomunados de la sociedad que constan inscritos en este Registro, don L. M. H. P. y don F. J. H. P”.

La cuestión analizada por la DGRN es “si puede modificar el contenido del Registro Mercantil un acta de junta general celebrada ante notario habida cuenta de que la convocatoria de la reunión no ha sido llevada a cabo por los administradores mancomunados, administradores según Registro, sino por un administrador único que fue nombrado en una junta anterior, acuerdo que no accedió a los libros registrales.”

El nombramiento de los administradores surte sus efectos desde el momento de la aceptación

Según la resolución dictada,

El nombramiento de los administradores surte sus efectos desde el momento de la aceptación, ya que la inscripción del mismo en el Registro Mercantil aparece configurada como obligatoria pero no tiene carácter constitutivo y que, por tanto, el incumplimiento de la obligación de inscribir no determina por sí solo la invalidez o ineficacia de lo realizado por el administrador antes de producirse la inscripción”.

Por consiguiente, “La inscripción del nombramiento en el Registro Mercantil no es en consecuencia precisa para la válida existencia del nombramiento, aunque sí para su plena eficacia frente a terceros, incluso de buena fe (cfr. artículos 21 del Código de Comercio y 9 del Reglamento de Registro Mercantil).”

Pero para que el nombramiento de administrador produzca efectos desde su aceptación y pueda ser opuesto a tercero en aquellos supuestos en que no se juegan las presnciones registrales (artículos 20 y 21 del Código del Comercio y 7 y 9 del Reglamento del Registro Mercantil), es precisjustificar que dicho nombramiento es válido por haberse realizado con los requisitos, formalidades y garantías establecidas por la legislación de fondo aplicable.

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*