En tan solo un año, las Ofertas de Moneda Inicial (ICO) han pasado de haber recaudado 6 millones de dólares en 2016 a más de 4 mil millones en 2017. Tan solo algunas ICOs como Filecoin o Tezos, han levantado más de 200 millones cada una. Con tan rápido crecimiento, son muchos los que todavía se preguntan qué son, cómo funcionan, cuáles sons sus riesgos y lo más importante, si cualquiera puede hacer una ICO.

Registro descentralizado de transacciones

Nada de esto existiría sin Bitcoin. La introducción de ésta crypto-moneda en el 2009, ahora ya hay más de 1.500 y aumentando, alumbró al mundo sobre una nueva tecnología, el Blockchain, que aunque ya se conocía en la teoría, no se había llevado a la práctica de forma tan exitosa.

Blockchain es un registro de transacciones descentralizado que permite almacenar, transmitir y confirmar datos de forma segura y eficiente.

La gran ventaja de Blockchain, o al menos una de ellas, es que en vez de almacenar toda su base de datos en un único servidor, se almacena entre todos los ordenadores que participan en su red. De esta forma se consigue un sistema más rápido, barato y seguro gracias a la eliminación de una autoridad central.

Pocos años más tarde, sucede lo más importante en Blockchain desde Bitcoin; nace Ethereum, una plataforma para desarrollar aplicaciones sobre Blockchain usando Smart Contracts.

Un Smart Contract es una forma de condicionar una transacción a un evento. Un claro ejemplo de como funciona un Smart Contract consiste en asemejarlo a una máquina de vending, dónde al introducir una moneda, la máquina nos devuelve una lata de refresco. Lo mismo sucede con los Smart Contracts. En su versión más sencilla, un Smart Contract está configurado para que al introducir una moneda, en este caso, una crypto-moneda, nos devuelva un token.

Este token puede representar cualquier cosa, desde un título de propiedad de una casa, hasta una póliza de seguro o la acción sobre una empresa, por ejemplo. En esencia, un token representará lo que dos partes acuerden que puede representar.

Aplicaciones descentralizadas

Como hemos visto, gracias a Ethereum se pueden aprovechar las ventajas de Blockchain para desarrollar aplicaciones más rápidas, baratas y seguras. Este tipo de aplicaciones se llaman Aplicaciones Descentralizadas (dApps, por sus siglas en inglés).

Para que una App funcione, debe siempre usar un token, el cual debe ser necesario para poder acceder a ella. Una vez más, lo que este token represente se condicionará por la libertad de las partes para decidir que debe representar.

En este sentido, PayPro es un buen ejemplo de cómo una dApp puede aprovechar las ventajas de la descentralización, no únicamente a nivel técnico sino incluso de producto.

PayPro ha desarrollando un marketplace donde cualquier dApp financiera podrá ofrecer sus servicios.

Sin embargo, PayPro es muy consciente de que su intervención en el marketplace debe ser lo más mínimamente invasiva posible, ya que de lo contrario se podría corromper el sistema igual que sucede en la banca tradicional. Si PayPro pudiera tomar decisiones sobre el marketplace, como por ejemplo, quién entra y quién no, PayPro podría tomar decisiones en su propio beneficio como exigir el pago de una tasa de entrada, lo cual encarecería los servicios del marketplace y por ende, perjudicaría al mercado.

Por este motivo, PayPro ha desarrollado un sistema de rating a través del cual la propia comunidad será la encargada de administrar el marketplace. Si PayPro logra esto, la próxima vez que busques un seguro o un crédito, por ejemplo, podrá encontrar más de 100 empresas que ofrezcan el servicio que está buscando y será la propia comunidad la que le recomiende cual contratar.

Así, PayPro hará que los proveedores financieros compitan entre ellos por mejorar sus servicios hasta que finalmente usted elija a uno de ellos. Al final, PayPro está creando un ecosistema donde se promueve la competencia, lo que se traduce en servicios de mejor calidad para el usuario. Exactamente lo contrario a lo que sucede actualmente con cualquier forma de banco, ya sean neo-bancos o bancos tradicionales.

Ofertas Iniciales de Moneda

Si cada dApp debe tener su propio token, el gran problema es que esos tokens hay que distribuirlos. De otro modo, tu mercado no podrá acceder a la dApp que hayas creado.

En el caso de PayPro, se ha hecho que nuestro token sea la única crypto-moneda aceptada dentro del marketplace. Por tanto, debemos hacer llegar nuestro token a nuestro público, ya que de lo contrario, nuestro público no podrá acceder a los servicios que ofrezcan las dApps.

Aquí es donde nacen las ICOs, como una forma de ofrecer, idealmente a tu mercado potencial, comprar tus tokens. Estos tokens pueden representar un descuento sobre el producto o servicio que vayas a crear, un vale canjeable por los mismos o una cripto-moneda como en el caso de PayPro. La tendencia actual de las ICOs es realizarlas antes de tener un producto, de modo que los fondos recaudados se usarán para desarrollar el producto o servicio.

Otra modalidad de ICO, menos usada por sus limitaciones legales, es asemejar el token a un derecho de propiedad sobre la empresa. Es decir, a una suerte de acción o participación. De nuevo, este modelo ha encontrado muchas limitaciones por su similitud a las Initial Public Offering (IPO).

Actualmente PayPro cuenta con inversores como Wayra – Telefónica, Lanta Capital y casi 40 Business Angels. Además, la ICO ha tenido un gran recibimiento por la comunidad, habiendo sido ya participada por personas de más de 100 países.

Si quieres saber más sobre la ICO de PayPro, puedes encontrar más información en la página web, www.payproapp.com.


Por Pablo Ruiz, CEO de PayPro

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

3 Comments

Asesor Fiscal

Más allá de comentar el artículo, que me parece interesante, escribo para comentar la labor de Carlos Guerrero con este blog. Ya son años los que llevo siguiendo el blog y me sorprende, no sólo la calidad, sino la frecuencia con la que escribe.
¡Cuántos blogs empiezan fuertes y pronto se abandonan!
Enhorabuena, Carlos

Reply
carlos guerrero

Muchas gracias por leerme! Motiva mucho saber que hay lectores de tantos años. Este año hacemos 8 años con el blog. Y hemos superado el millón doscientos mil usuarios únicos. Intentaremos seguir, sin abandonar y llegar al décimo aniversario.

Muchas gracias y abrazo!

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*