No sé si os lo he comentado en algún post. Pero estoy en la recta final del PDG de Iese. A finales de Abril finalizo el programa, y la verdad es que está superando todas mis expectativas. Cuando finalice, escribiré un post sobre mi experiencia.

Estoy leyendo una de las lecturas del programa, en concreto, “Tareas, retos y responsabilidades del alto directivo”, del excelente profesor Jordi Canals, y estoy abrumado por la calidad del artículo, hasta el punto de trasladar a modo de resumen algunas cuestiones que plantea sobre gobierno corporativo: el consejo de administración y el comité de dirección.

El objetivo central del gobierno corporativo debe se la supervivencia a largo plazo de la empresa. Esta supervivencia a largo de la empresa. Esta supervivencia exige varias dimensiones: que la empresa sea competitiva, que sirva a los clientes, que atraiga buenos colaboradores, que remunere adecuadamente a los accionistas, que cumpla con todas sus obligaciones legales y que sea una institución integrada en la sociedad en la que opera.” Jordi Canals.

5 claves del consejo de administración y el comité de dirección

“El consejo de administración y el comité de dirección son los dos pulmones del gobierno de la empresa. Sin uno de los pulmones, el gobierno de la empresa se situaría en un umbral de eficacia claramente inferior. Ambos son necesarios para proyectar la empresa a largo plazo”.

– El consejo de administración debe actuar como mentor, supervisor e impulsor del comité de dirección de la empresa. El consejo desde ser un supervisor de las acciones del comité de dirección, y también debe ser el motor que impulse nuevo proyectos y retos al comité.

– El consejo de administración, define la misión y los valores, aprueba la estrategia, tiene el control financiero y estratégico, desarrolla el talento directivo y los equipo del comité de dirección y aprueba las decisiones de inversión y asignación de recursos.

– El comité de dirección implanta la misión, diseña e implanta la estrategia, comparte con el consejo del control estratégico, financiero, y tiene el control operativo, desarrolla el talento de todo la empresa y propone e implanta las decisiones de inversión aprobadas por el consejo.

– Una empresa con un buen consejo de administración y un mal comité de dirección, tiene una debilidad estructural grave. Una empresa necesita contar con un consejo, un primer ejecutivo y un comité de dirección fuertes, capaces de proyectar la empresa hacia el futuro.

– El primer ejecutivo y los miembros del comité de dirección deben ser capaces de ilusionar y comprometer a los distintos profesionales que trabajan en una empresa, alertándoles con la misión de la empresa. Esta tarea se asemeja al trabajo de un artista: se trata de una obra que nunca culmina y que siempre puede mejorar.

En una próxima entrada, comentaremos el diseño organizativo, el desarrollo de profesionales, la eficiencia operativa y la estrategia desde el punto de vista del consejo de administración y el comité de dirección, desde la óptica del artículo de Jordi Canals.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*