Hoy los medios de comunicación se han hecho eco de los avances del Ministerio de Economía y la CNMV, sobre el desarrollo de un marco desregulado para permitir que las startups fintech, puedan operar e innovar sin las limitaciones de la regulación del sector. Se trata de un campo de pruebas o sandbox, modelo que ya puesto en marcha en otros países.

“El objetivo es impulsar este nuevo sector, fomentar la competencia en el ámbito financiero y acabar desarrollando luego una legislación basada en las experiencias reales vividas. La iniciativa legislativa corresponde al Ministerio de Economía, que está en plena redacción de la norma. Todavía está por dilucidarse si ese sandbox se incluirá en la futura reforma de la Ley del Mercado de Valores para adaptarla a Mifid 2, y que debería estar lista en unos meses, o será un decreto independiente.
Economía tiene que definir qué tipo de proyectos pueden incluirse en el banco de pruebas, los plazos máximos para permanecer en el sandbox, ha de fijar el número máximo de inversores que pueden participar en cada una de las iniciativas y, respecto al dinero, cuál es la participación máxima de cada socio, así como el importe que el proyecto puede suponer, y la fórmula de la supervisión, entre otras múltiples cuestiones, según explican fuentes conocedoras del proyecto.”. Cinco Días

Son buenas noticias para el sector. Veremos cómo queda esta iniciativa legislativa y esperemos que supere las expectativas. De momento hay retraso importante en cuanto a la la tramitación del sandbox.

Las advertencias de la CNMV sobre las fintech

Por otro lado, la semana pasada la CNMV publicó una lista en la que aparecen empresas que sin tacharlas de chiringuitos financieros, advierten que operan sin autorización. El retraso de sandbox, perjudica a estas empresas que han intentado regularse, pero que por su modelo de negocio, (lending, criptomonedas, etc.) no fueron autorizadas, quedando la mayoría en el limbo. Esta lista puede perjudicar enormemente a estas compañías, cuando están la mayoría esperando a que el regulador se pronuncie sobre su actividad.

Por tanto, es urgente lanzar este marco o campo de pruebas para que estas empresas puedan operar con la tranquilidad de que no están incumpliendo la regulación tal y como sucede en Reino Unido, Australia, Hong Kong, Corea del Sur, Holanda o Suiza.

“La AEB, en una nota del pasado diciembre, explica que “entre las herramientas que puede disponer la autoridad supervisora del sandbox [la CNMV] para proveer certidumbre regulatoria se pueden incluir aquellas que ya están aplicándose en otras jurisdicciones con campos de experimentación en vigor. La asociación apunta dos: orientaciones caso a caso sobre cómo interpretar y aplicar el marco regulatorio existente y el compromiso de no emprender acciones coercitivas durante el periodo de pruebas siempre y cuando la empresa siga las condiciones acordadas previamente.”

Esperemos haya también más agilidad por parte de la CNMV, para dar salida y opciones de adecuarse a la normativa a aquellos modelos de negocio

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*