El nuevo real decreto de autoconsumo (RD 244/2019) ha llegado para despedir definitivamente el impuesto al Sol. Pero esta no es la única novedad del RD aprobado por el Gobierno, en un marco en que la Unión Europea pretende que al menos, el 20 % de la energía provenga de fuentes renovables para 2020.

Detallamos las principales novedades de esta nueva norma, así como sus consecuencias previsibles. ¿Estamos realmente ante el final del impuesto al sol? ¿Es el autoconsumo fotovoltaico el futuro de la energía sostenible?

El autoconsumo fotovoltaico en España

Corría el año 2015 cuando se aprobó el impopular impuesto al Sol. Recogido en el RD 900/2015, obligaba al pago de un impuesto a los usuarios de placas fotovoltaicas. Hay que tener en cuenta que el autoconsumo eléctrico requería de una conexión a la red de suministro general, para alimentar el hogar cuando no se dispusiera de energía propia.

Esta conexión auxiliar requiere un contrato con una comercializadora, a la que se vuelca el excedente para no desperdiciarlo. Sistema que implicaba dos costes para el autoconsumidor eléctrico:

  • El pago de un “peaje de respaldo”. Tal “peaje” paga los costes de mantenimiento de la red general.
  • El volcado gratuito de los excedentes generados.

Pero, además, el impuesto al Sol suponía un cargo sobre la potencia, conservación, producción y consumo de energía eléctrica. Al exceptuar tan solo las pequeñas instalaciones y las ubicadas en Canarias, Ceuta y Melilla, este impuesto fue duramente criticado.

Sin embargo, el impuesto al Sol no era la única barrera al autoconsumo. La limitación de potencia y las trabas burocráticas desmotivaron a muchos autoconsumidores potenciales.

Este es el motivo por el que el Real Decreto-Ley 15/2018 facilitó la tramitación de determinadas instalaciones y eliminó el llamado impuesto al Sol. El texto, que aseguró iniciar un proceso de transición hacia la descarbonización y participación activa de los consumidores, ha sido desarrollado por la nueva norma.

Así, el nuevo Real Decreto de autoconsumo (publicado en el BOE de 6 de abril de 2019) viene a declarar exento de cargos y peajes el autoconsumo fotovoltaico. Introduce también mejoras técnicas y (parcialmente) el contenido de la Directiva (UE) 2018/2001 relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

La eliminación de estos sobrecostes, junto a la posibilidad de recurrir al autoconsumo colectivo y la eliminación de burocracia brindan un futuro prometedor para las renovables.

Principales novedades del nuevo Real Decreto de autoconsumo

El nuevo Real Decreto de autoconsumo pretende fomentar la actividad económica y el empleo local. Así, al facilitar el autoconsumo fotovoltaico pretende apoyar a las pymes y startups energéticas. Por supuesto, otro de sus pilares es la transición a una economía de energía limpia.

Por último, intenta hacer el autoconsumo energético una opción real para el consumidor final. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia será la encargada de realizar un seguimiento de la implantación real de estas medidas.

El Real Decreto de autoconsumo en un vistazo

  • Novedades: clasificación del autoconsumo, potenciación del autoconsumo compartido y de proximidad, introducción de la compensación simplificada y facilitación de los trámites administrativos.
  • Derogaciones: impuesto al sol, contador de generación, peajes y límites de potencia.

Modalidades de autoconsumo fotovoltaico

Una de las aportaciones del nuevo Real Decreto de autoconsumo es la clasificación entre:

  • Modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes. Incluye un mecanismo antivertido, ya que no computa como productor. Esto implica que se podrán instalar baterías y no habrá que pagar peajes de autoconsumo. Además, la nueva norma permite omitir la anterior limitación de potencia.
  • Modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes. Pueden inyectar energía excedentaria a la red general. Esta modalidad se divide, a su vez, entre:
    • Acogida a compensación. Es voluntaria, siempre que se cumplan una serie de requisitos técnicos y económicos.
    • No acogida a compensación. Se reserva para casos residuales y las grandes instalaciones. Además, pueden someterse a este régimen los autoconsumidores que opten por ella.

Por otro lado, el RD incluye otras dos categorías de autoconsumo, que dependen el número de autoconsumidores asociados al sistema generador:

  • Individual. Evidentemente, supone que solo haya un usuario asociado al sistema de generación eléctrica. Lo que no supone ninguna novedad frente al sistema anterior.
  • Colectivo. Permite la conexión de varios usuarios al mismo sistema de generación. Y este es uno de los puntos fuertes del real decreto de autoconsumo, ya que esta posibilidad no existía hasta la fecha.

Además, la adecuación de los elementos técnicos y económicos permite al autoconsumidor cambiar de modalidad, con ciertas limitaciones.

Cabe esperar que la simplificación de trámites y la posibilidad de acogerse a modalidades colectivas de autoconsumo hagan proliferar las pequeñas y medianas instalaciones de autoabastecimiento. Además, el régimen de compensación facilitará el consumo local y abaratará los costes de la energía doméstica.

Equipamientos

Como no podía ser de otro modo, entre los aspectos técnicos del Real Decreto de autoconsumo se incluyen las especificaciones técnicas de los equipamientos que deben formar parte de un sistema de autoconsumo. Además de introducir novedades respecto a los equipos de medida, permite la instalación de elementos de almacenamiento.

Facilidad de tramitación

El nuevo RD permite que las instalaciones de autoconsumo sin excedente o con un excedente de hasta 15 kW en suelo urbanizado no tengan que solicitar permisos de acceso y conexión. Lo cual implica que en estos casos no hará falta realizar trámites con las distribuidoras.

En el caso de autoconsumidores con potencia inferior a 100 kW e instalaciones de baja tensión, será su distribuidora quien deberá realizar el contrato de acceso.

Por último, introduce un registro de autoconsumo e información cuyo uso es telemático y gratuito.

Régimen económico

Desde ahora, el autoconsumidor solo deberá pagar la diferencia entre la energía consumida de la red y la aportada a la misma. En algunos casos (excedentes no acogidos a compensación) tendrá que pagar el peaje, así como los impuestos.

Sin embargo, se espera que la nueva regulación incentive el autoconsumo garantizando un ahorro para hogares y empresas. Así, establece dos regímenes retributivos:

  • Venta de energía a la red. Se valora la energía a su precio horario o régimen específico y se debe abonar el peaje de generación y el impuesto. Estas cantidades ascienden, respectivamente, a 0,5 €/MWh y al 7 % de la base reguladora. Este es el único caso en que se deberán abonar peajes, aunque se exonera la energía consumida de origen renovable, residuos o cogenerada.
  • Compensación simplificada. La energía vertida mensualmente se valora para descontarla de la energía consumida de la red. De este modo el autoconsumidor no puede ganar dinero por producir energía, pero sí puede ahorrar en su factura. Es la opción más sencilla e interesante para el pequeño autoconsumidor. Este sistema no es aplicable a instalaciones de potencia superior a 100 kW o que cuenten con un régimen retributivo específico.

Qué implicaciones tendrá el nuevo real decreto de autoconsumo

El RD 244/2019 determina el marco administrativo, técnico y económico del autoconsumo eléctrico. De este modo ha asentado las bases sobre las que levantar una industria energética de transición.

Los beneficios asociados al autoconsumo incluyen implicaciones positivas a diferentes niveles:

  • Medio ambiente.
  • Consumidores.
  • Empresas.
  • Economía.

Como se ha señalado, uno de los puntos fuertes de la medida es que ha abierto las puertas al autoconsumo compartido. Esto permite que los excedentes volcados a la red se repartan dinámicamente, beneficiando a todos los usuarios del sistema de generación. Además, posibilitará la explotación colectiva de fuentes de generación, cuestión que beneficiará a comunidades de propietarios, cooperativas y empresas en polígonos industriales o parques empresariales.

Es más, algunas empresas y startups pretenden aprovechar el autoconsumo compartido para explotar tejados ajenos. De este modo, a cambio de hacerse cargo de la instalación, facilitan el autoconsumo al propietario y se benefician del excedente producido.

Al eliminar la limitación de potencia cabe esperar que las instalaciones de autoabastecimiento incrementen su utilidad. Proporcionando una mayor potencia, estos sistemas permitirán deslocalizar la generación eléctrica y abastecer efectivamente a sus usuarios.

Y no es menos relevante la confirmación de la eliminación del impuesto al sol y los peajes por servicios auxiliares. La eliminación de trabas económicas y burocráticas ayudará a que más comunidades den el paso hacia la energía limpia. Esto supone una gran oportunidad para las empresas instaladoras, pero también para la propia sociedad.

Aquí, un video resumen con los principales cambios.

En definitiva, el RD 244/2019 ha supuesto un vuelco en las políticas de transición energética. De limitar la instalación de sistemas fotovoltaicos ha pasado a darse libertad a ciudadanos y empresas para generar su propia energía. Así, se acerca el mercado eléctrico español hacia un verdadero autoconsumo fotovoltaico.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*