El atolón legal sucedió hace 13 años, cuando el modelo anterior se vino abajo. Desde entonces, el sector legal y los servicios jurídicos se vieron afectados, como muchos otros, aunque no lo suficiente como para producir el cambio definitivo de modelo productivo. ¿Os acordáis del más por menos? Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, se inició la llamada transición estructural hacia un nuevo modelo de productivo, que no había finalizado y que se había ralentizado por el amago de volver a un modelo caduco. El coronavirus ha sido un catalizador del proceso de transición estructural, que nos va a llevar a una nueva normalidad económica en 2025.

Atolón o arrecife de coral

Según Wikipedia, «un atolón es una isla coralina oceánica, por lo general con forma de anillo más o menos circular, o también se entiende como el conjunto de varias islas pequeñas que forman parte de un arrecife de coral, con una laguna interior que comunica generalmente con el mar. Los atolones se forman cuando un arrecife de coral crece alrededor de una isla volcánica, a medida que la isla se va hundiendo en el océano. 

Durante ese proceso, el hundimiento lleva al viejo volcán a encontrarse por debajo del nivel del mar, pero no así a los bancos de coral, que no dejan de crecer mientras la isla se hunde, manteniendo la máxima actividad biológica donde las condiciones le son óptimas, al ras del agua. Al llegar a este punto, la isla que nació como un cono volcánico, se ha convertido en un atolón, una isla coralina de forma anular. Debido a que es una isla mayormente formada por coral, que forma un habitat favorable para la vida oceánica, la diversidad de peces que la habitan es considerablemente grande».

El hundimiento del viejo volcán, del modelo productivo caduco anterior, se inició hace unos años. A la vez, ya ha nacido una isla, que poco a poco se va convirtiendo en un atolón. Ese atolón o atolones, serán entidades que crearán un nuevo hábitat favorable.

Atolón legal

Únicamente los atolones o entidades de servicios jurídicos de gran tamaño, formado por muchos abogados unipersonales, talento externo, conformarán el nuevo modelo productivo. Modelo flexible, ágil, internacional, transparente, tecnológico y coordinado.

El Covid-19 nos a recordado que no tenemos nada que perder, así que debemos seguir adelante a toda velocidad.

Como dijo Steve Jobs, «Ya estás desnudo. No hay motivo para no seguir los dictados del corazón«.

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*