Han sido diez años de aprendizaje, de trabajar con excelentes abogados y socios. Ha sido un privilegio formar parte de Brugueras, Augusta Abogados (antes Fornesa Abogados), Ceca Magán y Marimón Abogados. En los cuatro despachos he crecido como abogado y como persona. Y agradezco enormemente la oportunidad de que han brindado estos años. Pero ahora empieza otro reto y otro nuevo aprendizaje. Ahora con el largo plazo como objetivo.

Hace 20 años inicié mi carrera como abogado. Y además de abogado, siempre he sido emprendedor. Sigo siéndolo. Es imposible cambiar. La adrenalina de poner en marcha nuevos proyectos ha vuelto. Varios han sido los catalizadores para tomar esta decisión. Creo que el fundamental, es que soy emprendedor. No hay más. Después está el catalizador de la COVID-19, ser padre de dos hijos, diez años desde que no emprendo directamente en el sector legal, las oportunidades y cambios que se avecinan en el sector y en la transición estructural de la economía, entre otras causas del por qué ahora.

En estos casi diez años tampoco he parado lanzando iniciativas y proyectos, como por ejemplo Sitka, Akola Venture Builder, mentor en más de veinte startups en Conector, y formar parte de inkietos, entre otros proyectos. Pero ahora ha llegado el momento de lanzar varios proyectos en el sector legal. Proyectos legaltech que solucionen problemas de la profesión y de la experiencia de usuario. Conozco este sector y es lo que me apasiona. Ha sido una decisión sosegada y meditada. Es el momento.

Attolón, plataforma de servicios jurídicos alternativos

Mi ilusión está en Attolón, nuestro nuevo proyecto. Una plataforma de servicios jurídicos alternativos dirigido a empresas (ALSP, Alternative Legal Service Provider). Prestamos servicios jurídicos por proyectos con el mejor talento legal. Un proyecto que me va a permitir arriesgar de nuevo. Crear algo diferente, innovar, experimentar como siempre he hecho, y ahora no podía.

Attolón es una startup legaltech que buscará inversión para financiar el crecimiento global de la compañía, incentivaremos con stock options y phantom shares al talento interno de la startup. Somos transversales, no piramidales como los despachos tradicionales. Buscamos generar valor en el largo plazo, como cualquier empresa sostenible. Internacionales desde ahora. Flexibles y ágiles. Digitales 100 %. Transparentes y sin facturación por horas. Sin sorpresas. Con rigor y máxima calidad. En eso nos diferenciamos. Método, procesos, tecnología, talento y esfuerzo. Insistir y perseverar.

Ya puedes aplicar para formar parte de Attolón. ¿Quieres formar parte de nuestro equipo de abogados? Envíanos un correo aquí.

Buscamos abogados senior con más de 10 años de experiencia en estas industrias o estas áreas de práctica.

De Attolón nace también Attolón Lab, un hub legaltech para lanzar startups que solucionen los problemas más habituales que sufren los servicios jurídicos. En las próximas semanas os explicaremos más sobre esto en el blog de Attolón.

Y también en un par de meses comunicaré algo que tenía muchas ganas de hacer desde hace tiempo. En breve más noticias al respecto.

Todo esto me hace ilusión. La ilusión es impulsora de muchas cosas.

Gracias por leerme.

 

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *