Tenía que ser esta cajita la que abriera los ojos de la Fiscalía. La prepotencia con la que han actuado los directivos de este «chiringuito» no tiene parangón.

En estos años he negociado en múltiples ocasiones con esta entidad y siempre me extrañó las dificultades para conseguir acuerdos razonables. Siempre se negaban a todo, no aportaban ninguna solución y despreciaban a los clientes con dificultades financieras de manera incomprensible.

Lo que no acababa de comprender era como una Caja que había recibido dinero público del Frob, mantuviese en el Consejo de Administración a estos incompetentes. Y para mayor abundamiento, los mantuvieron como dirigentes del Banco Mare Nostrum. Eso que fue, ¿un premio por quebrar una empresa? Porque el pufo inmobiliario de esta caja es de proporciones bíblicas y en breve lo podremos comprobar con luces y taquígrafos. Pues se acabó la fiesta señores de Caixa Penedès. 

 

España es un polvorín. Lo que se ha permitido hacer en este país no tiene parangón alguno en cualquier parte del mundo. España no es Grecia, no, es peor que Grecia. Cada día es un escándalo tras otro. En estos últimos días hemos lidiado con el pufo de CAM, la nacionalización de las cajitas catalanas formada por dirigentes paletos e incompetentes, el indulto del CEO del Santander y lo que han hechos éstos:

Esta es la noticia de las diligencias abiertas por Fiscalía:

Barcelona, 25 nov (EFE).- La Fiscalía Superior de Cataluña ha anunciado hoy que abrirá diligencias para investigar las remuneraciones de la alta dirección de Caixa Penedés, dos de cuyos miembros cesaron ayer en sus cargos a petición del Consejo de Administración.

La Fiscalía señala en un comunicado que ha tomado esta decisión al tener conocimiento de los planes de pensiones que se habían asignado directivos de Caixa Penedés a su favor, por lo que intentará «determinar una posible responsabilidad penal».

Ayer se vieron forzados a dimitir el presidente de Caixa Penedès, Ricard Pagès, y el director general de la caja, Manuel Troyano, que abandonaron sus cargos a petición del Consejo de Administración, después de que este organismo «tuviera conocimiento» de que ambos directivos y otros dos ex altos cargos contaban con un plan de pensiones de más de 20 millones.

En su comunicado se señala que las diligencias se han remitido a la Fiscalía Provincial de Barcelona para que «el servicio especial pertinente proceda a la investigación de estos hechos».

Alto! un momento, ¿Cómo que el Consejo de Administración no sabía nada? Ahora todo Dios se pone de perfil, ¿no? Señores del Consejo, lean la Ley de sociedades de capital y estudien cuáles son sus obligaciones. 

 

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *