En la situación actual de incertidumbre surgen oportunidades, pero también se incrementan los riesgos de padecer grandes problemas. Hoy aparecen en prensa dos artículos que alertan sobre la grave situación económica actual.

 

 


 

 

 

Uno de los artículos aparece en elConfidencial.com, «Así ha sido el rescate silencioso de la Economía Española»; en el que el autor enumera una serie de acontecimientos económicos sorprendentes. Transcribo dos de los de ellos:

 

«1-El más sorprendente y poco analizado ha sido el tipo de interés negativo que han pagado los alemanes en su emisión de bonos a 6 meses. Literalmente, los inversores, o mejor dicho los mercados (tal como los denominan los medios de comunicación), en vez de pedirle dinero al gobierno alemán por prestarle dinero, le han pagado dinero por “el privilegio” de poder tener deuda alemana. Ya me gustaría a mí disfrutar de la misma reputación que al parecer tiene Alemania.

2- El segundo, que no deja de ser sorprendente por la manera en que se ha producido y por el hecho de que no se haya producido antes, ha sido la incapacidad del gobierno autonómico valenciano para pagar una deuda de 123 millones de euros, que había vencido en diciembre pasado, por falta de liquidez. La deuda con el Deutsche Bank se saldó recurriendo al estado central. Es decir, para ser claros, los desmanes y la corrupción económica en Valencia, junto a la megalomanía de los políticos locales, que salvando la distancia se asemeja mucho a lo que aconteció en el s.XVI español (uno tiende a pensar que este tipo de comportamientos están encriptados en los genes culturales de este país), ahora lo vamos a pagar todos. Sí, todos. Tú, yo y el que viene.»

 

Otro de los artículos que merece la pena leer, aparece en el diario Expansión, «El riesgo país dispara la apertura de cuentas en Luxemburgo». En esta entrevista, una consultora afirma que sus clientes quieren diversificar geográficamente su dinero ante la posibilidad de que España sufra un «corralito».

 

«Las grandes fortunas españolas tienen miedo. La crisis de la deuda soberana, las continuas caídas del ráting y las malas perspectivas económicas de España se ha traducido en un fuerte incremento de la apertura de cuentas corrientes en Luxemburgo. Así lo constata Calamanda Grifoll, directora de banca privada de Pictet en Cataluña. «Hay una demanda creciente de los clientes; quieren tener una cuenta en Luxemburgo porque no se sienten cómodos trabajando con un solo país«, explica Grifoll, que asegura que el fenómeno se ha precipitado con la crisis de la eurozona. 

«Los clientes vienen temerosos por la situación de los bancos españoles, por la desconfianza hacia el país y por un potencial riesgo de corralito; nos piden deslocalizar una parte de su fortuna; por si acaso», explica la banquera, que antes de fichar por Pictet en 2007 trabajó durante 24 años en Citigroup. 

Según Grifoll, «la inquietud» por abrir cuentas fuera de España «es clarísima». «Recomendamos trabajar con Luxemburgo, pero hay quien quiere abrir cuenta en Suiza, para huir del euro», afirma. La experta en banca privada recuerda que, fiscalmente, tener una cuenta en Luxemburgo tiene un efecto neutro y constata que se trata de uno de los pocos países europeos que mantienen la triple A en su calificación de deuda. 

«Como ciudadano español puedes tener cuenta abierta donde quieras, en Hong Kong, Nueva York y Helsinki. Simplemente vas allí y abres la cuenta. A la vuelta tu banco hace una transferencia e informa al Banco de España. A la hora de hacer la declaración fiscal todo consta». 

Calamanda Grifoll asegura que el estallido de la crisis financiera internacional ha pasado factura a muchos bancos y a muchos inversores que se han sentido engañados o perjudicados por productos tóxicos. «Entidades como Pictet son un refugio; registramos una afluencia muy importante de clientes que vienen a nosotros huyendo de modelos de banca que les han decepcionado». 


[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=Reu8S3YOHXU» caption=»Sleeper Agent- Get Burned»]

 

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*