La venta masiva de swaps (contratos de permuta financiera, entre otros), comenzó aproximadamente en el inolvidable verano de 2007, cuando estalló la crisis subprime en EEUU. Meses después los tipos de interés y por tanto el «euribor» se desplomó. ¿Quién salió beneficiado de la pronunciada bajada de los tipos de interés? Con los contratos de swaps quien se protegía del desplome de tipos era el banco, consiguieron asegurarse que que los ingresos de los intereses variables no iba a disminuir. ¿sabían los bancos que el tipo de interés se iba a desplomar?

 

 

 


 

 

 

Esta extraña casualidad la señala también la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 9 de mayo de 2011.

 

» … Seguramente se han utilizado inadecuadamente fórmulas contractuales (swaps) para particulares cuando nacieron como productos para grandes inversores, con conocimientos profundos sobre el funcionamiento del sistema financiero, mercado de valores… Se comenzaron a utilizar precisamente justo cuando se desencadenó la crisis financiera internacional en el verano de 2007, y justo de que el euribor se desplomara a mediados de 2008, lo que no deja de ser extrañamente casual, ya que en este tipo de contratos quien sale beneficiado ante ese desplome de los tipos de interés es la entidad financiera, en muchos casos sin especificar que era la entidad financiera quien se cubría y protegía ante un más que previsible desplome del euribor, contraviniendo así todos los deberes que les impone la normativa dictada al efecto.» Sentencia extraída del libro «Nulidad de los contratos swap en la jurisprudencia», de Bernardo L. García.

 

¿Qué ha pasado con la venta indiscriminada de preferentes? 

 

A finales de 2008 y principios de 2009, el BBVA comenzó la venta masiva de este producto de altísimo riesgo sin discriminar el perfil de inversor y contra de la normativa en vigor. A esa venta masiva se unieron la mayoría de entidades financieras españolas con un único objetivo: mejorar su ya maltrecha solvencia.

A pesar que el gobierno español alardeaba de la «banca más solvente del mundo», lo cierto era que era patente que el estallido de la burbuja inmobiliaria iba a destrozar los balances de todas las cajas de ahorro y bancos españoles. (aunque se siga intentando maquillar de manera descarada).

Ante esa implosión de morosidad y pérdidas contables latente, las entidades decidieron apuntalar su solvencia a costa de los ahorros  de los españoles, a sabiendas que ahora no podrían pagar los cupones de intereses debido a que están en pérdidas o intervenidas. Las entidades sabían que iban a entrar en pérdidas en los dos siguientes ejercicios y aun conociendo esa información vendieron en masa las preferentes.

La extraña casualidad con los swaps, es que los bancos saben que cuando estalla una crisis financiera como la actual, lo normal es bajar tipos de interés (algo que les favoreció en su día al vender antes los swaps) y asimismo sabían que la morosidad inmobiliaria provocaría graves pérdidas y era necesario equilibrar sus ratios de solvencia para evitar unas pérdidas inevitables (todos los bancos europeos ya estaban en esas fechas declarando pérdidas menos los españoles por su especialidad en maquillar) y lo hicieron vendiendo fraudulentamente un producto financiero perpetuo y ruinoso.

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=u5CVsCnxyXg» caption=»Radiohead- No Surprises»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*