El Gobierno aprobó ayer el nuevo Real Decreto sobre la reforma financiera, en la que se incluye el «banco malo» o sociedad de gestión de activos. Los detalles de su funcionamiento no se conocerán hasta noviembre, aunque ya se han aclarado algunos puntos muy relevantes.

En primer lugar , el Estado, a través del (Frob) no podrá tener más de un 50 % del capital del banco malo, el restante estará en manos de inversores privados, (fondos, pero también se permiten que entidades financieras entren en el capital).

Los activos de este banco malo se distribuirán en varios fondos especializados, como por ejemplo, inmuebles destinados a oficinas, residencial, etc., con el objetivo que los inversores privados puedan optar por entrar en el que más les interese.

En segundo lugar, el precio. El ministro advierte que para que el banco malo sea rentable, la compra de los activos tóxicos a los bancos deberá ser a un precio que posteriormente se pueda obtener una plusvalía y por tanto poder venderlos a un precio superior al de adquisición.

En tercer lugar, todas las entidades que reciban ayudas estarán obligadas a vender sus activos tóxicos al banco malo, no obstante no se descarta que las «entidades sanas» también traspasen algunos activos.

Los bancos supuestamente «sanos» temen que el precio de traspaso que se fije de los activos problemáticos sea tan bajo que provoque pérdidas en sus carteras inmobiliarias. ¿por qué? El ministro insistió ayer que que para ser rentable tiene que conseguir plusvalías con la venta de activos y por tanto comprará lo más barato posible.

Pero posteriormente, el ministro también afirma que  la banca ya ha realizado la mayoría de provisiones y que por tanto no afectará a los inmuebles de la banca sana.

¿En qué quedamos?

El banco malo compra muy barato para poder ganar algo o bien, el banco malo compra a precio actual, ya provisionado, y en 15 años espera un milagro para que el precio de los inmuebles vuelva a subir como si de otra burbuja inmobiliaria se tratase.

La respuesta es muy sencilla. Nueva huída hacia adelante del Gobierno que no quiere bajar el precio de los inmuebles.

Nos espera otra década más de depresión económica si siguen por la linea de mantener esta ficción. La única esperanza es que Bruselas, después del rescate de España, impida esta chapuza de reforma.

¿Alguien en su sano juicio piensa que los fondos e inversores privados van a querer entrar en un banco malo lleno de inmuebles sobrevalorados? Los fondos buitre, por ejemplo, llevan dos años intentando comprar, pero las entidades seguían manteniendo el precio de ficción. Ahora se pretende mantener ese mismo precio, a ver si en el futuro vuelve a subir…

Y ¿quiénes serán esos inversores privados con el otro 50 % del capital para poder constituir el banco malo? El nuevo Real Decreto, tal y como hemos adelantado antes, permite que los bancos españoles entren en el capital. Pues eso será lo que ocurrirá, ningún inversor privado entrará en el banco malo.

Los supuesto bancos sanos, mantienen en su balance activos tóxicos que si fuesen vendidos a precio de mercado, la mayoría tendría que pedir ayuda al Frob.

Por tanto, ¿es realmente sana la banca no nacionalizada?

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=yfi_WUxfKP4″ caption=»Now, Now- Thread»]

 

 

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

1 Comment

Tino Blanco

Banco Malo o Banco caído del Guindo.
El Estado adquiere los activos tóxicos con dinero público, es decir con dinero del ciudadano.
El FROB se surte en gran parte con dinero público o con fondos que están respaldados por el Estado y que luego tendrá que devolver con intereses. ¿Sobre quien recaerá? Sobre el ciudadano. El Estado avalará si es preciso las operaciones financieras de otros Bancos que participarán en el Banco Malo. ¿Con qué avala el Estado? Con dinero público, o lo que es lo mismo, de los ciudadanos. ¿Adivinan quien saldrá perdiendo si el Banco Malo no se pudo deshacer de estos activos tóxicos en el plazo de aquí a quince años? Yo se lo digo, el ciudadano.
Luego no entiendo bien esto, si los bancos se hicieron con estos inmuebles, ahora activos tóxicos en las ejecuciones hipotecarias, y además de tener una parte de la hipoteca liquidada, las adquiere por la mitad de la deuda o por debajo de tipo de subasta, quiere esto decir, que si ahora vende por la mitad o el 30% ó el 40% del valor del inmueble, tiene que haber muchos casos en los que ya se recuperó el importe del crédito concedido. Pero resulta que además, en otros tantos casos, el deudor, después de ser despojado forzosamente del bien, siguió debiendo dinero al banco. Hay algo que no me cuadra en todo esto.
Creo que hay quien está haciendo negocio,pero lo que no me cabe ninguna duda, es quien sale perdiendo en todo caso. El Ciudadano.
En cambio, si hubieran dejado quebrar al Banco, únicamente perdería el Banco y los accionistas. ¿Que hubiera sido mejor?
Para mí dejar caer al banco, por supuesto.
¿Se acuerdan del Lazarillo de Tormes? cuando aquello de … Lázaro, engañado me has; ¡juraré yo a Dios que has tú comido las uvas tres a tres!
-No comí- dije yo-, mas ¿ por qué sospecháis eso?
Respondió el sagacísimo ciego:
-¿Sabes en qué veo que las comiste tres a tres? En que comía yo dos a dos, y tú callabas.
Pues eso, aquí hay quien no se las come de tres en tres, se las come todas de una tacada.
Se me olvidaba, ¿A cargo de quien van los gastos de mantenimiento, de la contribución y de comunidad, etc. etc., que conlleva la propiedad de estos inmuebles denominados activos tóxicos?

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*