Por Madigan

 

Este viernes diversos periódicos nacionales informaban acerca de la intención del gobierno de implantar la conocida como Tasa Tobin a partir del próximo año 2013.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su origen, la tasa Tobin pretendía frenar la especulación en divisas. Esta figura fue propuesta por el Nobel de economía James Tobin. La idea surgió después de finalizar el sistema Bretton Woods, ya que se pasó a un sistema de tipos de cambio flotantes y se puso fin a los controles sobre los movimientos de capitales, con el consiguiente incremento de las operaciones especulativas.

 

Las principales características de este impuesto son las siguientes:

  • Los especuladores en divisas negocian alrededor de tres billón de dólares diariamente. Las transacciones serían gravadas en un pequeño porcentaje (0,1 a 0,25%) para así penalizar únicamente las operaciones puramente especulativas realizadas a muy corto plazo. De este modo, las inversiones no se verían apenas penalizadas, al suponer que un gravamen de un 0,1% o similar representa una porción muy reducida de la rentabilidad obtenida, mientras que la ganancia obtenida en las operaciones a muy corto plazo siempre es muy reducida
  • El impuesto desincentivaría las transacciones a corto o muy corto plazo, las más volátiles, y no afectaría a las inversiones a largo plazo.
  • En consecuencia, se reduciría la peligrosa volatilidad de las divisas, recuperando la autonomía macroeconómica nacional.

 

 

 

Numerosas organizaciones no gubernamentales y movimientos antiglobalización han hecho de la implantación de esta tasa una de sus reivindicaciones más recurrentes. Sin embargo, la tasa que se promueve actualmente es ya una prima lejana de la original.

La tasa se planea ahora como un instrumento de control de los mercados financieros, una manera de poner coto a los beneficios de quienes promueven productos financieros complejos, de alto riesgo y alta volatilidad.

Según informaba el viernes el Diario Expansión, el Gobierno planear aprobar en los próximos meses un real decreto para implementar una tasa que grave las operaciones financieras de compraventa de activos. No se trata sólo de divisas, sino que se pretende gravar la compraventa de acciones con un determinado volumen bursátil y otros instrumentos financieros como los derivados, warrants, CDS, etc.

 

La recaudación sería llevada a cabo por los brokers, quienes repercutirán la tasa como mayor o menor coste del activo según se trate de una compra o venta respectivamente. El Ministerio de Hacienda también podrá solicitar información al depositario central de valores en España (IBERCLEAR). La tasa será aplicable independientemente de la nacionalidad o personalidad jurídica del inversor, ya que se somete a gravamen a todas las operaciones radicadas en nuestros mercados financieros.

 

El objetivo original de la Tasa Tobin era que su recaudación sirviera para reducir la pobreza, no buscaba el control de los mercados financieros. Controlar el mercado financiero no parece demasiado factible y a los hechos me remito…

 

En primer lugar, es difícil hacer una separación estricta entre operación productiva y especulativa. Una transacción podría “maquillarse” y parecer así basada en algún producto u operación económica real. Del mismo modo, los intermediarios financieros encontrarán la manera de escapar del gravamen de la tasa, por ejemplo, a través de los contratos por diferencias CFD, no regulados. Ello provocaría además una disminución del volumen negociado en las bolsas españolas. Antonio Zoido, presidente de Bolsas y Mercados Españoles, señalaba que “la tasa incrementará el coste del capital, justo cuando es más necesario recurrir al capital para financiarse.

 

 

 

 

 

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=b0jqPvpn3sY» caption=»Tame Impala- Elephant»]

 

 

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

2 Comments

Carlos guerrero

Hasta que no se publique el real decreto no sabremos con exactitud qué productos financieros resultarán gravados. De todos modos, saldremos pronto de dudas. Gracias por comentar. Saludos

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *