Por Madigan

El Diario Expansión se hace eco hoy de una grata noticia para la Hacienda española. Suiza facilitará todo tipo de datos bancarios a España desde el 2013.

El Parlamento suizo ha adoptado esta medida por 130 votos a favor frente a 54 en contra. De este modo, Suiza, responderá a las demandas de información masivas que le formulen los países con los que tiene suscrito un Convenio para evitar la Doble Imposición, como es el caso de España.

 

 

Hasta ahora, Suiza sólo admitía solicitudes de información bancaria sobre contribuyentes específicos y respecto a quienes estuviera documentalmente probado el indicio de delito fiscal. Asimismo, las cuentas y bancos afectados debían estar correctamente identificadas. Por su parte, la modificación recién aprobada permitirá la obtención de información bancaria de contribuyentes no identificados. Tampoco se requerirá a partir de ahora la existencia de indicios de delito fiscal, sino que será suficiente con que la Administración Tributaria describa la práctica que considere contraria al ordenamiento tributario español.

Suiza ha cedido por fin a las presiones de la OCDE, la Comisión Europea y, especialmente, Estados Unidos. Este último ejerció una gran presión sobre el principal banco helvético, UBS. Estados Unidos recompensó con 104 millones de dólares a uno de sus empleados a cambio de pruebas relativas al modo en el que le banco ayudaba a sus clientes estadounidenses a evadir impuestos.

Ante la tormenta desatada y las fuertes embestidas contra el secreto bancario, que legaron incluso a la amenaza de retirada de la licencia bancaria en EE.UU, UBS accedió a revelar unos 300 nombres de clientes de Estados Unidos acusados por la justicia americana de fraude fiscal.

La noticia de hoy supone un notable empujón para el proyecto de Ley contra el Fraude Fiscal del Gobierno, especialmente tras los escasos resultados alcanzados por las muy discutidas medidas de amnistía fiscal, repatriación de dividendos y demás bondades hacendísticas.

A partir del del 1 de enero de 2013, cuando se prevé la entrada en vigor de la Ley, la obligación de informar a la Agencia Tributaria alcanzará cotas insospechadas hasta ahora.

El vigente artículo 35 de la Ley General Tributaria está ya redactado en unos términos notablemente amplios al disponer:

“Las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, así como las entidades mencionadas en el apartado 4 del artículo 35 de esta Ley (sociedades civiles, herencias yacentes y demás entidades sin personalidad jurídica pero constitutivas de una unidad económica o patrimonio susceptible de imposición) estarán obligadas a proporcionar a la Administración tributaria toda clase de datos, informes, antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas, profesionales o financieras con otras personas.

La Ley contra el fraude establecerá la obligación de informar sobre cuentas en el extranjero, bajo la amenaza de sanción de 10.000 euros. Asimismo, estas infracciones no prescribirán y podrán imputarse al último ejercicio no prescrito con una cuantía del 150%. Para ello, España contará con la colaboración de las autoridades suizas gracias a la medida aprobada recientemente. Queda por saber si habrá una aplicación retroactiva, es decir, si la Agencia podrá requerir información bancaria anterior al 1 de enero de 2013. En principio, no se prevé tal carácter retroactivo, si bien las autoridades tributarias nacionales siempre podrán argumentar la existencia de movimientos en cuentas a partir de la citada fecha de entrada en vigor.

Fuente: Expansión

[audiotube url=»http://www.youtube.com/watch?v=SIEsmGzo2UE» caption=»Blur- Parklife»]

Comparte este post en:

¿Tienes alguna duda? Envíanos un correo y contactaremos contigo de inmediato. Consulta aquí

Written by carlos guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*